:: Home
:: ¿Cómo funciona la Astrología?
:: ¿Qué significa transpersonal?
:: Historia de la Astrología
:: Astrología & Vampiros
:: Jekyll & Hyde
:: Psicosíntesis
:: Artículos de colaboradores
:: Mi perfil
:: Servicios
:: Contacto
:: Primeros pasos en Astrología
:: Su Carta Natal personalizada
:: Marte y Venus por los signos
:: Links

:: Artículos de nuestros colaboradores

La precesión de los equinoccios


Por Oscar Rodríguez Orgallez
Fuente: Blog del Profesor Zellagro

 

En un comentario alguien me preguntaba sobre la posición del Sol cuando hablamos de un signo determinado y con gusto explico lo que todos los astrólogos profesionales conocemos y que se trata de "La Precesión de los Equinoccios".

Uno de los argumentos que utilizan los enemigos de la Astrología es suponer que los astrólogos profesionales ignoramos, o no conocemos el fenómeno llamado “la Precesión de los equinoccios”, lo cual implica que no sabemos exactamente lo que está pasando, lo cual, por supuesto, no es cierto.

Veamos: el eje de la Tierra está sometido a un movimiento de "precesión". Esto es consecuencia de que la Tierra no tiene una simetría esférica perfecta y de la atracción gravitatoria combinada de la Luna y el Sol, principalmente. Como resultado, el eje de la Tierra describe un movimiento cónico alrededor del polo casi-fijo de la eclíptica.

Una rotación completa del eje de la Tierra alrededor del de la eclíptica toma aproximadamente 26.000 años. Como resultado, el ecuador celeste también se desplaza, de modo que sus puntos de intersección con la eclíptica —los puntos equinocciales— se trasladan de este a oeste a lo largo del círculo de la eclíptica; es decir, en dirección opuesta al zodíaco normal. El equinoccio vernal, que corresponde al inicio de la primavera en el hemisferio norte, tarda aproximadamente 26.000 años en hacer una revolución completa alrededor de la eclíptica; es decir, a través de las doce constelaciones del zodiaco.

Tarda una doceava parte de este tiempo —aproximadamente 2160 años— para transitar cada signo zodiacal. En la antigüedad el equinoccio vernal se ubicó entre los signos de Piscis y Aries, y debido al movimiento de precesión, en la actualidad se ubica en la zona fronteriza entre las constelaciones de Acuario y Piscis, moviéndose lentamente hacia Acuario.

Debido a que las constelaciones carecen de límites claros, es difícil definir exactamente cuándo el equinoccio vernal pasará de la constelación de Piscis a la de Acuario, es decir cuándo comenzará la llamada Era de Acuario. Dependiendo dónde se dibuje este límite, ocurrirá en algún momento entre 2100 y 2500 DC.

La Astrología Occidental no usa el fondo de las estrellas fijas como referencia, sino que divide la eclíptica en doce segmentos iguales, de 30 grados cada uno, empezando por el equinoccio vernal y asignándoles los nombres de las antiguas constelaciones zodiacales, empezando por Aries.

El equinoccio vernal es el punto de referencia a partir del cual se realizan medidas sobre la eclíptica y sobre el ecuador celeste y son las que utilizamos los astrólogos en nuestros estudios, los nombres de los signos son elementos de referencia para poder ubicar el mapa estelar.

A causa de la precesión de los equinoccios, en la actualidad, el segmento del zodíaco conocido como Aries se sitúa, en realidad, sobre la constelación de Piscis, pero para los efectos prácticos, la Carta Natal, y las predicciones, esto no significa absolutamente nada ya que se toma en cuenta la energía imperante en el Cosmos en un momento determinado y el nombre de los signos es tradicional y nominal, para indicar un conjunto determinado.
Precisamente por eso, los astrólogos profesionales hacemos siempre la diferencia y cuando decimos “estamos en Aires", nos referimos al llamado Sol astrológico, aunque el Sol, como tal debido a la Precesión de los Equinoccios se encuentre en la constelación de Piscis, lo cual por supuesto, sabemos perfectamente.

Sólo en algunas áreas específicas de la astrología —como la astrología mundana que se ocupa de los grandes cambios de época— la relación entre estas constelaciones de estrellas fijas y la eclíptica se toma en consideración. De esta manera, se hace referencia a las grandes Eras (de Piscis, de Acuario, etc.). Esto lo conocemos todos los astrólogos profesionales y lo tomamos en cuenta a la hora de analizar la Carta Natal.

Es un argumento que siempre tratan de esgrimir las personas enemigas de la Astrología, o los que no conocen absolutamente nada de esta antigua tradición, madre de la Astronomía, y repiten sin saber exactamente qué es lo que están diciendo, pues en el fondo no conocen por no ser astrólogos ni haber estudiado profesionalmente la Astrología.



Las Eras Astrológicas

Existe lo que se llama el PUNTO VERNAL... que es donde ocurre el inicio del Zodiaco Tropical a 0 grados del signo de Aries.
Este punto VERNAL está siempre moviéndose HACIA ATRÁS en relación con las CONSTELACIONES.

Esto es muy interesante ya que los enemigos de la Astrología piensan que los astrólogos profesionales no sabemos esto, y siempre dicen que hablamos de "que el Sol está en Leo, cuando está realmente en otro signo" etc... lo cual se refiere a la posición ASTRONOMICA, pero no a la interpretación ASTROLOGICA que se basa en la posición según la referencia al Punto Vernal.

Las ERAS entonces van en sentido contrario... y astrológicamente son muy interesantes... coincidencias o no...

LA ERA DE PISCIS que empezó alrededor del nacimiento de la Era Cristiana hace 2000 años, se caracteriza por "el Agua, los viajes a través del Agua, el Pez, etc)... es curioso que durante esos siglos todos los descubrimientos se hicieron en viajes por el mar, que el Cristianismo usara un Pez como simbolo y su expansión en Occidente etc... para no ser más largo. La anterior fue la de Aries, un signo aventurero, intrépido, guerrero, etc y coincide con las invasiones de Atila, los Hunos, etc. Durante la Era de Tauro se hablo del Minoaturo, del Becerro, de la construcción de las Pirámides que tienen que ver con ese signo de Tierra.
Durante la Era de Géminis se desarrolló la escritura que tiene mucho que ver con el signo.
Durante la de Cáncer el Matriarcado y en la de Leo la adoración del Dios Sol.